Limpiar la nevera

1. Desenchúfalo, sepáralo de la pard y vacíalo del todo tanto de comida como de estantes y cajones.

2. Vaporiza las paredes con una mezcla de bicarbonato y agua.  Usa un paño de microfibra para el polvo y agua y jabón para las superficies.

3. Repasa las paredes con un paño con limón. Si el interior tiene ya mal olor, unos trozos de carbón vegetal o bicarbonato durante unos días atraparán los olores.

4. Lava los estantes y los cajones con agua jabonosa.

5. Para quitar la escarcha del congelador, mete un recipiente con agua hirviendo. Para arrastrar el hielo no uses cuchillos ni objetos punzantes sino utensilios de madera o plástico.

Para un buen mantenimiento evita las formación de placas de hielo metiendo siempre la comida sin que esté caliente y comprueba que las gomas de la puerta cierran bien.

Para combatir los malos olores que puedan producirse con la mezcla de los distintos olores de los alimentos mete en el frigorífico un recipiente con leche hirviendo y una rodaja de limón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s